El viernes 15 de marzo del 2019 ha tenido lugar el III Encuentro de Matrimonios, con una buena asistencia, incluidos varios niños que sus papás han traído. En la oración inicial D. Juan hablo de algunos aspectos básicos del tiempo de Cuaresma en que nos encontramos: acompañar al Señor, ser fuertes en las posibles dificultades; con su ayuda venceremos las tentaciones como las venció El, y podremos ser fieles a lo que Dios nos pida en cada momento, con la alegría de encontrarle en todas las circunstancias, fáciles o menos fáciles.

Después José María y Esther hablaron de la vocación matrimonial, un tema amplio que expusieron con muchos detalles concretos que son manifestación del deseo de buscar la santidad en la vida de familia, en las variadas circunstancias de cada día, compatibilizando el trabajo, la atención al hogar y a los hijos, y la vida de piedad. El título de la charla quería subrayar también que Dios nos llama a todos, nos llama a vivir como hijos suyos, y cada uno debe encontrar “el sitio” al que Dios le llama, al que Dios nos invita. A la mayoría de hombres y mujeres les llama, como es natural, al matrimonio. Por eso los cristianos deben vivir su matrimonio como el camino al que Dios les ha llamado para alcanzar la santidad.

Hubo bastantes intervenciones en el coloquio, subrayando alguno de los aspectos que se habían comentado.

Van aumentando los asistentes a estos Encuentros, lo que es un motivo de alegría. En abril, Dios mediante, tendremos el IV Encuentro.

Descargar pdf